Pase lo que pase… Hater gonna hate

hater, internet, troll, redes sociales

¿QUÉ ES UN HATER?

Un hater es esa persona que disfruta atacando los errores de los demás. Abundan en el ciberespacio y su principal objetivo son personajes públicos o marcas a las que critican para aumentar su repercusión a través del odio. Les gusta atacar y les gusta ser odiados. Buscan un estatus independientemente de lo que puedan pensar de ellos. Siempre van a indagar en el punto débil de la víctima a la que tienen bajo mira y a utilizarlo para que quede constancia de su desacuerdo. El hater se podría decir que es el antihéroe y se siente orgulloso de serlo.

¿TROLL Y HATER ES LO MISMO?

No te confundas con los trolls, que buscan que la gente se enfade. Sus métodos son más hirientes y su filosofía más violenta. Atacan desde su posición de usuario y arremeten sin piedad contra sus víctimas. Realmente los trolls no buscan aportar nada más allá de molestar a la otra persona, mientras que los haters utilizan sus argumentos para mostrar su desaprobación. Están ahí, expectantes, en su mesa de escritorio esperando comentarios o meteduras de pata de cualquier marca o famoso. Los trolls cuando atacan tienden a hacerlo en comunidad, mientras que los haters suelen trabajar solos.

¿CÓMO ACTÚAN?¿CUÁLES SON SUS ESTRATEGIAS?

Una de sus estrategias más utilizadas, sobre todo por los haters de youtubers, es la de ridiculizar a su víctima. Cuando instigan a alguien lo hacen utilizando cierta ironía y siempre desde su sentimiento de superioridad. Utilizan mucha verborrea para mostrarse siempre por encima del “perjudicado”. Crean material para utilizarlo como ataque y siempre con cierta astucia. Frases y comentarios ingeniosos, memes, y vídeos son algunos de sus medios principales.

Por otro lado, están los hater que no se andan con rodeos, y van directos al grano. No se trata tanto de una maniobra de ataque trabajada sino de propiciar el ataque directo, sin matices y decoraciones. Aunque es cierto que normalmente acabarán utilizando material creado por ellos para reforzar su agresión.

La persona o empresa afectada no debe tomárselo como algo personal, pues realmente el hater en su creencia de ser superior y mejor al resto de la humanidad, no tiene ninguna obsesión o aspiración de conseguir algo de ella. Disfruta con el odio que muestra, y con el odio que recibe.

TENER UN HATER NO ES UN DRAMA

La discusión y la polémica está servida y estas menciones y ataques no dejan de dar repercusión a esa empresa o persona importante que está siendo atacada. Para la compañía, “víctima” del hater, el odio, sin ninguna duda, es mejor que la indiferencia.
Es importante tener en cuenta que esa empresa o personaje público cuenta con fans que van a defender su marca o su persona por encima de todo. Un hater después de haber hecho su ataque puede llegar a ser el centro del huracán durante bastante tiempo. A pesar de verse envuelto en críticas por parte de los fans de las marcas y famosos, disfrutan al ver que provocan crispación y odio a su persona, justo lo que buscaban.

hater, internet, troll, redes sociales

Por lo tanto, si un hater te odia, es mejor que asimiles que no puedes hacer nada al respecto, porque no busca cambiar su opinión de ti, sino simplemente odiarte. Hater gonna hate. Recuerda que toda persona influyente tiene enemigos. Por lo tanto si tienes un hater, eres alguien importante, que ha llamado su atención, y por lo tanto, vas por buen camino.

Ten en cuenta que no eres influencer hasta que no tienes un hater.

¡Siempre alerta!

 

Anuncios